Caribe somos todos

El Fes­tival del Caribe no es solo una fiesta, es, ante todo, gente. Mitos y ritos. Una cita que año tras año reúne las expresiones de la cultura popular tra­dicional de nuestra región geográfica y que, al cabo de 35 años con­tinuos, se ha consolidado como el espacio donde los pueblos caribeños se identifican a sí mismos con un trasfondo cultural común.

La tradicional quema del Diablo, en la Plaza del Mercado, ha cerrado esta edición 35 de la Fiesta del Fuego que, con acierto, tributó a los 500 años de la fundación de la villa de Santiago de Cuba y nos acercó a la cultura de la Mancomunidad de Las Bahamas.

Sigue leyendo